El camino es la Transformación, no el cambio

Y es así, opinaremos de la transformación, no queremos centrar nuestra nota en los cambios propuestos en la política y en la economía de Argentina.

 

Lo que queremos fundamentalmente, es poner de relieve y hablar de las transformaciones en el mundo de las relaciones económicas internacionales, que si no visualizamos con claridad, nos van a sorprender tal cual les sucedió a ciertos dirigentes, políticos y empresarios en el pasado, con la globalización.

 

Hay un juego transformador en el mundo, que está derribando a los diversos bloques económicos del pasado, que hoy están más en el papel, que en el mundo comercial y en las relaciones internacionales.

 

De algunos dirigentes, solo escuchamos propuestas y palabras de cambio y el camino no es el cambio, el camino es la transformación. Hay diferencias y no tan sutiles, entre cambio y transformación.

 

Y la diferencia más notoria, es que el cambio es alternativa y ruptura, para hacer algo distinto; la transformación es un avanzar, es hacer algo nuevo sobre la base de lo que tenemos. La transformación está más cerca de la adaptación; el cambio, es lo contrario. Y por eso, no nos sirve cualquier cambio, cualquier alternativa, lo que nos sirve es mejorar lo que tenemos, avanzar con propuestas  y no romper todo.

 

Necesitamos en Argentina, de dirigentes atentos y transformadores o quedaremos más rezagados, si claro, más aún de lo que estamos. Necesitamos de la inteligencia política – empresarial puesta en marcha, necesitamos de nuevos acuerdos comerciales bilaterales y nuevas relaciones para abordar lo que viene. Necesitamos una trasformación de características importantes, para lograr una verdadera internacionalización de las Pymes de Argentina.

 

Hay un profundo juego de intereses, de subsidios y barreras paraarancelarias usadas por muchos países y hay acuerdos que están resquebrajando a la globalización y al  multilateralismo. El juego de estos actores del comercio internacional, es protegerse o dominar, algunos lo hacen para no transformar sus ineficientes industrias y productores, otros abren mercados sin importar el cómo o el después y  lo hacen para monopolizar  y por eso hoy existen nuevos y muy fuertes jugadores en el escenario internacional.

 

Si solo vamos hablar, sigamos hablando de cambios y seguiremos haciendo y siendo más de lo mismo. Si queremos avanzar y hacer algo nuevo, lo que realmente necesitamos es transformarnos para marcar una diferencia entre el pasado y el futuro. No necesitamos cambios temporales, necesitamos transformarnos con una permanencia en el tiempo.

 

La transformación política, cultural y económica es la que producirá la anhelada y futura Argentina. Y por ello, resaltamos aquí, que se está gestando un mundo con nuevas transformaciones en  el comercio y las relaciones  internacionales.

 

Como lo de USA, es un gran dilema y misterio, pero que va por ahora en este camino transformador, pongamos como ejemplo, al mercado de China. Reiteramos un concepto, China no tan solo como algunos lo visualizan, es un gran mercado consumidor, sino lo que es más impactante, es un gran productor y  comercializador de productos y de  servicios. Que avanza paciente, pero sin retrocesos, en el camino de la trasformación de las relaciones globalizantes.

 

China, según todos los pronósticos, pasara a ocupar el primer lugar de la economía mundial y además del consumo, la producción y comercialización en grandes cantidades, revolucionó las relaciones internacionales, con acuerdos bilaterales, ejemplo: nuestro vecino Chile.

 

Pensemos, que solo compradores por internet, hoy China tiene incorporados más de un tercio de usuarios. Claro los usuarios de Internet, son más de 800 millones. Lo cual es más del doble de toda la población de USA y unas cientos de millones de veces mas, que los de Argentina y consumen electrónicamente, todo tipo de  productos y bienes.

 

La pregunta es cuanto, tenemos que transformarnos para poder ubicarnos en algo allí y la respuesta es inimaginable, por eso como hemos comentado en otras notas, no alcanza ningún cambio en nuestras Pymes, necesitamos de herramientas ya mencionadas en otras notas, verdaderamente transformadoras de nuestra realidad actual.

 

Hoy más que nunca necesitamos de la bilateralidad de las alianzas integradoras, entre producción y comercialización, en ambos sentidos. Hoy más que nunca necesitamos de la Asociatividad Empresarial Internacional. Hay que transformar nuestra estrategia comercial y de las relaciones económicas internacionales.

 

Lo que visualizamos no solo ha llegado, esta empezando a impactarnos, va en plena expansión y será lo que veremos en el futuro inmediato.

 

Hoy debemos trabajar, en lo que necesitan nuestros empresarios, más allá de la política. Y nuestros empresarios y fundamentalmente nuestras Pymes, necesitan de herramientas e instrumentos idóneos para enfrentar lo que viene.

 

Dr. Jorge Nelson Ripa

 www.ripa.com.ar